Vuelta al cole en septiembre de 2020

Vuelta al cole 2ª parte

La vuelta al cole en Septiembre de 2020 se me antoja complicada.

Este tema merece una especial atención, la comunidad educativa mueve ficha;

Advierte a la Junta de Andalucía que no está preparada para la vuelta al cole en Septiembre.

Centros y AMPAs vs Junta de Andalucía

A estas alturas de la pandemia resulta que han tenido que unirse tanto dirección de centros educativos como ampas para hacerle saber a la Junta de Andalucía que ni el profesorado ni los padres estamos de acuerdo en asumir responsabilidades sobre un tema tan delicado como la sanidad.

En esto estoy totalmente de acuerdo, pero ¿porqué los padres hemos tenido que asumir las funciones del profesorado en el último trimestre del curso 2019/2020?

Porque señores profesores, si debemos remar todos en el mismo sentido, hay que hacerlo en las duras y en las maduras.

Pero pedir apoyo a las familias para hacer fuerza común y no haberlas apoyado hace unos meses, no me parece justo.

Tal vez haya habido centros que han sido capaces de organizar el último trimestre in extremis, hayan dotado a sus alumnos del material necesario para la realización de las clases vía telemática, tal vez, no todos los niños en la provincia de Sevilla hayan vivido su último trimestre escolar como mi hijo y sus compañeros, que sólo recibían tareas y más tareas, sin una sola explicación por parte del profesor que correspondiera según la materia, sin disponer de medios para acceder a las propias tareas, en muchos casos, sin conocimientos informáticos suficientes y sin que lo aprendido en informática tenga valor alguno a pesar de haberse visto obligados a ello.

A los padres nos ha tocado asumir la delicada tarea de ejercer de profesores, algo para lo que no estamos ni preparados ni cualificados en muchísimos casos, del mismo modo que el profesorado no lo está para asumir responsabilidades sanitarias para garantizar la asistencia a clase dentro de un marco seguro porque no es su cometido, porque como todo, hay que decir las cosas claras, el profesorado no quiere asumir la responsabilidad sencillamente porque no les pagan por ello, porque si no, ¿a caso no pueden llevar a cabo las tareas encomendadas?

No olvidemos que las responsabilidades que se están pidiendo son entre otras:

  • Garantizar la limpieza/desinfección del centro educativo
  • Garantizar las medidas de seguridad sanitaria entre el alumnado como son el distanciamiento social, el uso de mascarilla y el lavado de manos

Hasta ahí, creo que ha sido mucho más difícil para las familias asumir el papel de profesor que el de los profesores ahora el de asumir responsabilidad sanitaria, pero tal vez, y digo tal vez, sea discutible.

No seamos hipócritas y llamemos a las cosas por su nombre;

Oiga Sr. Presidente (de la Junta de Andalucía), no me pagan por hacer de filtro anti Covid, no está en mi preparación profesional ni he recibido un cursillo al respecto, y si no estoy debidamente formado y tampoco voy a percibir retribución económica alguna, sencillamente no asumo esta responsabilidad. Haremos todo lo posible para que este mensaje llegue a las familias y el temor a que sus hijos se contagien haga que no los lleven a los colegios, teniendo que iniciar el curso vía telemática igual que terminó.

Y mientras tanto, no está demás solicitar el apoyo logístico que corresponda, tanto en personal (cualificado y preparado) como en material de limpieza y desinfección.

Sin garantías no necesito acuerdos

Como padre, y desde que se anunciase el fin de las clases presenciales debido a la Covid-19, supe que mi hijo no asistiría de nuevo al colegio si desde el centro educativo no se me garantizaba seguridad sanitaria.

Ya comentaba yo entonces con mi entorno más cercano que como padre no sólo tengo el deber de velar por su seguridad, tengo la obligación y el derecho a hacerlo.

Me parece excelente que la comunidad educativa una fuerzas para pedir lo que es lógico, pero veo complicado llegar a acuerdos, por ello creo firmemente que cada padre/madre debe a su vez actuar de forma individual según sus circunstancias.

En mi caso ofreceré al colegio de mi hijo dos posibilidades, por supuesto, ambas por escrito:

  • Documento sellado indicando que se garantiza la seguridad de mi hijo
  • Documento sellado donde quede constancia que el centro educativo no puede garantizar la seguridad de mi hijo

Se da la circunstancia que hemos estado tomando medidas para evitar el virus desde que iniciara la pandemia.

Mi hijo ha pasado casi una decena de veces por un quirófano y se la juega más que otra persona cada vez que lo intuban.

No lo voy a poner en riesgo sólo porque la administración quiera dar la imagen de que los colegios andaluces son seguros.

Si lo son, que me lo den por escrito.

Hay que ser consecuentes con lo que se asume:

  • Si nuestros hijos enferman, muchos tendrán secuelas de por vida
  • Se juegan la vida
  • Podrán contagiar a sus seres queridos incluso sin saberlo, en algunos casos con consecuencias fatales

¿Realmente queremos exponer a nuestros hijos a la Covid-19 en la vuelta al cole?

Yo NO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *