Gobierno VS Padres

A las puertas de Septiembre, cada vez es más notable la preocupación que genera la vuelta al cole de nuestros hijos.

Yo tengo una posición clara, quiero que mi hijo estudie con garantías para su salud y la de su familia, por ello y como su padre que soy, no me queda otra opción que la de oponerme en rotundo a una vuelta al cole sin garantías por escrito.

Si no me equivoco, los padres tenemos que velar por la salud, la integridad y la tranquilidad de nuestros hijos, entonces, ¿porqué estos políticos nos pretenden obligar a hacer algo que va totalmente en contra de este derecho?

Normativas que se contradicen

Prohibido reunirse grupos de más de 10 individuos en la terraza de un bar al aire libre, pero nos están diciendo que llevemos a nuestros hijos a aulas cerradas (cuando llegue el frío no podrán ventilarse con las ventanas abiertas) y con un volumen de asistencia muy superior a 10 niños.

Llevan diciéndonos que el virus no entiende de clases ni estatus social prácticamente desde el inicio de la pandemia y ahora de repente parece que el virus ha evolucionado y va a ser bueno y no va a infectar a nuestros hijos, ¿o que me he perdido?

Da ejemplo y no tanta palabrería barata

Señores políticos, me dirijo directamente a ustedes, ¿van a llevar a sus hijos a centros públicos? lo dudo, y de hacerlo, evidentemente no van a jugar limpio, esos centros estarán sometidos a estrictas medidas de seguridad que el resto de niños del país no van a tener.

Así que les pido una única cosa, cuando un niño enferme en la escuela, vayan a verlo, explíquenle mirándole a los ojos que su sacrificio merecía la pena, explíquenle que si la enfermedad le deja secuelas habrá merecido la pena, explíquenle que si ha contagiado a su papá, a su mamá, o cualquier otro familiar y éste sufre graves secuelas o lamentablemente llega a fallecer, explíquenle entonces que ha merecido la pena, pero háganlo ustedes, no le digan a las familias que deben hacerlo ellos.

No me vengan con sus mentiras y argumentos vacíos de toda lógica humana agarrándose a la falta de liquidez, que no hay personal y sandeces varias, que no cuela. Tenemos millones de personas en paro, más de las que harían falta para acompañar a esos niños cuyas familias no pueden dejar a sus hijos en casa solo para que den clases por vía telemática.

También pueden poner a disposición de las familias las herramientas necesarias para que las familias que así lo decidamos podamos tener a los niños en casa dando sus respectivas clases y aquellos niños que sí asistan a clase de forma presencial, lo hagan en condiciones más favorables, más seguras, en clases semi vacías y con riesgos mucho menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *